Inicio Productos Descargas Compre Ahora Corporativo Desarrollador Servicios de Traducción Comunidad Nosotros

TIP #121 - Este tip fue enviado en la semana: del 14 al 20 Ene, 2007

121

Sufijos Expresivos O Apreciativos Del Español - Parte II

 

Este tip aplica a los siguientes programas:

• ESI Professional

 

La idea que transmiten estos sufijos llamados “aumentativos” no es siempre sólo de aumento de tamaño o intensidad. De hecho rara vez su significado es puramente aumentativo. Muchas veces son más bien despectivos, como en ‘palabrota' (mala palabra), ‘amigote’ (mala influencia o amigo indeseable), segundón (subordinado o secundario).

 

Otras veces son atenuativos: 'parecidón' es ‘más o menos parecido’ o ‘un tanto parecido’; ‘terriblón’ es ‘un poco travieso’.

 

También tienen un sentido ponderativo o de exaltación. Para esto se ha especializado sobre todo el sufijo -azo: ‘relojazo’ (excelente reloj), ‘chocolatazo’ (chocolate exquisito), y así por el estilo. Esta es solo una entre la diversidad de funciones que este sufijo desempeña.

 

Y, en muchos casos, el valor de estas terminaciones es diminutivo; así fue como originalmente ‘ratón’ se derivó de ‘rata’; ‘islote’ de ‘isla’; ‘cordón’ de ‘cuerda’, y todos contenían la idea de tamaño pequeño. De tal modo que, si se insistiera en que cada tipo de sufijo posee un valor único e inalterable, encontraríamos formaciones paradójicas o contradictorias, como el uso de –ón en pelón (‘sin pelo’), donde el sufijo ha adquirido un valor diminutivo hasta denotar ausencia de la sustancia.

 

Si bien es verdad que, como se dijo, estos sufijos se incorporan a cualquier clase de palabras, para los adjetivos, la verdadera terminación aumentativa es «-ísimo, -a», esto es, lo que en gramática se denomina «superlativo».

 

 

CONSONANTES DE ENLACE

 

En una multiplicidad de casos, entre el sufijo aumentativo y la raíz de la palabra se intercalan uno o varios sonidos extra. Generalmente es la –z, cuando la palabra modificada finaliza en –e, o en determinados diptongos, o en ciertas consonantes.

Así:

suave → suavezón (atenuativo);

media → mediezota;

collar → collarzote;

cien (sustantivo, como calificación máxima) → cienzazo (ponderativo).

Ahora bien, se observan innumerables casos sui generis:

rico → ricachón

bueno → bonachón

voz → vozarrón

nube → nubarrón

grande → grandulón.

casa → caserón

De qué depende la elección de esas consonantes en cada caso específico es un asunto mayoritariamente impredecible, que se debe aprender como una entidad ya formada, junto con el inventario de sustantivos y adjetivos de la lengua.

 

En todos los dialectos del español, el uso de los aumentativos es mucho menos frecuente que el de los “diminutivos”, posiblemente por razones psicológicas o de eufonía (sonoridad agradable).


   
 

NOTA: Para ver un índice de todos los tips haga clic aquí. Para descargar la colección completa de tips haga clic aquí.

Lo Nuevo   |   Soporte   |   Contáctenos   |   Política de Privacidad   |  Centro de Prensa   |   Enlaces
© 2007 Word Magic Software Inc. Todos los Derechos Reservados
Copyright (c) 1996-2004 Roving Software Incorporated d/b/a Constant Contact. All rights reserved. Except as permitted under a separate written agreement with Constant Contact, neither the Constant Contact software, nor any content that appears on any Constant Contact site, including but not limited to, web pages, newsletters, or templates may be reproduced, republished, repurposed, or distributed without the prior written permission of Constant Contact. For inquiries regarding reproduction or distribution of any Constant Contact material, please contact legal@constantcontact.com.